NOTICIAS / NOVEDADES

29 de Octubre - Día Mundial del ACV

-- 
Imagen Clinica Monte Grande

Cada 4 minutos, un argentino sufre un ACV


Cada 4 minutos, un argentino sufre un ACV

Hoy, en el Día Mundial del Accidente Cerebro Vascular (ACV), se reafirma la importancia de tomar conciencia de que esta afección es, en la mayoría de los casos, una situación prevenible. Y una vez que ocurre, el actuar rápido disminuye notoriamente las consecuencias discapacitantes.

En  nuestro país se producen por año alrededor de 130.000 accidentes cerebrovasculares, más conocidos como ACV. Ello significa que, cada cuatro minutos, un argentino sufre esta grave enfermedad que mata a un tercio de los afectados y deja secuelas de alguna discapacidad en 9 de cada 10 casos.

Los expertos coinciden, reconocer un ACV en el momento que ocurre es fundamental para poder requerir el tratamiento médico adecuado a tiempo: es que desde la aparición del primer síntoma de un probable ACV hasta la iniciación del tratamiento en el centro médico no deben pasar idealmente más de 3 horas, como máximo hasta 4 horas y media.

Se estima que un 90% de las personas que sobrevive a este tipo de accidentes cerebrovasculares lo hace con algún tipo de discapacidad; los ataques cerebrales son la primera causa de discapacidad y la segunda causa de muerte en el mundo, lo que lo convierte en una emergencia médica.

Llamado también ACV o “Stroke”, esta enfermedad vascular se divide principalmente en dos grandes grupos:

Isquémicos: la interrupción del flujo sanguíneo se produce por la obstrucción de una arteria del cerebro, casi siempre producida por la presencia de placas de ateroma, lo que llamamos arteriosclerosis. En otros casos, se debe a la llegada de un trombo desde otras zonas del organismo, generalmente desde el corazón (embolia). Es el más frecuente: ocurre en el 80 % de los casos

Hemorrágicos: aquellos en los que ocurre un sangrado, consecuencia de la ruptura de una arteria. La arteria se rompe por un aneurisma (dilatación progresiva que ocurre en una parte de la arteria debilitada). Cuanto más crece más se dilata y corre riesgo de ruptura.

El compromiso que la Organización Mundial de la Salud (OMS) propone es trabajar para que en 2025, baje en un  25 % en Latinoamérica, la mortalidad por Enfermedades no Transmisibles, entre las que se encuentra el ACV.

El dato crudo es que más de 18.000 personas mueren al año en la Argentina por esta enfermedad y se trata, nada menos, que de la primera causa de discapacidad y la segunda causa de muerte en nuestro país.

El ACV y los factores de riesgo

Esta situación se vuelve aún más preocupante porque tampoco desciende la incidencia de los principales factores de riesgo. La Tercera Encuesta Nacional de Factores de Riesgo de 2013 expuso algunas cifras que resultan alarmantes", alertó la doctora Laura Grynberg, médica cardióloga de la Fundación Cardiológica Argentina.

La incidencia del sobrepeso y obesidad se encuentra en el 37,1% y el 20,8% respectivamente; el tabaquismo, por su parte, está presente en el 25,1% de la población y la hipertensión arterial, en el 34,1%. La prevalencia de colesterol elevado es del 29,8% y, de todos estos factores, sólo el tabaquismo presentó una discreta reducción respecto a la encuesta anterior de 2009.

También, los resultados preliminares del estudio Interstroke, presentado por primera vez en el Congreso Mundial de Cardiología 2014 de la Federación Mundial del Corazón, informaron nuevos datos para reflexionar: el 90 % de los ACV se encuentra asociado a los 10 principales factores de riesgo:

·         La hipertensión arterial es el factor de riesgo más frecuente y está presente en casi el 80 % de los pacientes que sufren un ataque cerebral en la Argentina

·         La dislipemia o colesterol elevado aumenta el riesgo de que se tapen las arterias, entre ellas, las que llegan al cerebro

·         El tabaquismo aumenta el riesgo de sufrir un ataque cerebral entre un 50% y un 70%, mientras que el impacto es mayor en las mujeres

·         El sedentarismo o inactividad física y la obesidad abdominal aumentan el riesgo de padecerlo

·         Las causas cardíacas (tromboembólicas), entre las cuales la principal es la arritmia o fibrilación auricular la que quintuplica el riesgo de padecer un ACV

·         El consumo excesivo de sal aumenta el riesgo de ACV, por lo que la dieta debería considerar bajo contenido de sodio, adecuada cantidad de frutas y verduras, carnes magras y pescado e, idealmente, la menor cantidad posible de alimentos procesados

·         El consumo excesivo de alcohol tiene una estrecha relación con el riesgo de sufrir hemorragias cerebrales.

·         El control de la diabetes es esencial, dado que en nuestro país el 22% de los pacientes que sufre un ataque cerebral es diabético.

Estrés y depresión duplican el riesgo de sufrir un ACV

Además de los factores de riesgo tradicionales, en los últimos años, diversos estudios pusieron de manifiesto algunas vinculaciones de la enfermedad cerebrovascular que no estaban claramente demostradas: el estrés y la depresión duplican el riesgo de sufrir un ACV. ¿Cuál sería el mecanismo en este caso? "Por un lado, cuando uno está estresado o deprimido hace menos ejercicio, canaliza la angustia comiendo o fumando y la falta de deporte potencia el estrés porque no hay forma de canalizar la energía", afirmó Grynberg de la Fundación Cardiológica Argentina.

Y agregó: "Por otro lado, el estrés actúa aumentando la liberación de corticoides y adrenalina que produce el propio organismo y el único modo de contrarrestarlo es usando técnicas para poner las cosas en perspectiva, darse cuenta de qué es realmente importante y qué no lo es, hacer relajación, meditación, respirar y encontrar actividades placenteras a través de las cuales canalizar el exceso de energía".

Síntomas y tratamiento de un ACV

Hoy, estudios médicos demuestran que a través de la prevención podría evitarse el desenlace de un ACV.

Según los especialistas,  lo primero que se toma en cuenta es el perfil de cada paciente para saber cuáles son sus factores de riesgo. Después es fundamental cuidarse y hacer actividad física, una dieta adecuada y controlar el peso.

Asimismo, la importancia de realizarse los chequeos cardiovasculares: En este momento hay unidades cardio-neurológicas que se están armando desde el punto de vista cardíaco y neurológico ya que la unidad del corazón y el cerebro están relacionados con los accidentes cerebrovasculares.

 

 turnos online
 Recetas online
Participar de la encuesta
Áreas asistenciales
Centros de Atención
Consultorios Norte
  • Nicolás Avellaneda 55
    Monte Grande
  • 4281-2679 / 4290-0161
  • consultoriosnorte @centromedicomg.com.ar
  • Ver más
Centro de la mujer
  • Malvinas 470
    Monte Grande
  • 4290-8810 al 15
  • centrodelamujer @cpmgsa.com.ar
  • Ver más
Centro de Medicina Estética LAS TOSCAS
  • Formosa 653
    Canning
  • 3974-7467
  • Ver más
Consultorios Cañuelas
  • Alem 968 - Cañuelas
  • 02226 - 430033 / 433485
  • conscanuelas @centromedicomg.com.ar
  • Ver más
Copyrights 2014: Clinica Monte Grande - desarrollado por srcArgentina